Málaga 3 – 2 Real Madrid

Málaga 3 – 2 Real Madrid

¿Saben amigos?

Yo no creo en espejos rotos, sales derramadas, gatos negros o escaleras abiertas en el camino…

Todos estos elementos pertenecientes a la diosa fortuna y relativos al caprichoso destino no tienen cabida en nuestro fútbol y son una respuesta sencilla a un problema que, generalmente, necesita una mayor cavilación para encontrar una solución.

¿Por qué este año aún disponiendo del mismo técnico, mismos jugadores y exacto sistema de juego la eficacia goleadora de los blancos ha bajado considerablemente?

La perfecta y sincronizada alineación entre cuerpo y mente del curso pasado ha dado paso al caos e inseguridad más absoluto de esta temporada.

Viendo y analizando cada una de las derrotas madridistas de este año (incluimos como derrota los empates puesto que son pérdidas de puntos) encontramos un elemento común en todas ellas: La desesperación.

Un pesimismo que empequeñece a la gigantesca dupla de centrales Pepe – Sergio Ramos, una angustia que le lleva al metrónomo Xabi Alonso a tomar inoportunas decisiones futbolísticas y una desesperanza capaz de hacer fallar a uno de los mejor goleadores del mundo ocasiones que, en otras condiciones, serían pan comido para el olfato depredador del gran CR7.

Siento tener que decirle esto porque le admiro Sr. Mourinho pero en mi opinión las continuas muestras de fuerza, su irresistible deseo por controlarlo todo y un desmesurado afán por sentirse respaldado le han llevado a esta situación.

No olvide que detrás de los consensos viven los acuerdos y detrás de las imposiciones radican las rebeliones.

César Labrandero.

 

0 comentarios en “Málaga 3 – 2 Real Madrid

Deja un comentario