¿Necesita el Real Madrid fichar en el mercado invernal?

¡Enhorabuena amigo!

Escuchando decenas de tertulias deportivas y leyendo cientos de crónicas futboleras parece claro que la solución a la “crisis” deportiva de los blancos pasa  por acudir al mercado…

¿Qué hay de cierto en todo esto?

Antes de comenzar con la redacción del siguiente post me gustaría aclarar que, en mi opinión, la plantilla del Real Madrid es absolutamente espectacular y muy difícil de mejorar.

Sin embargo, en ese irremediable e histórico afán que tiene el equipo de la capital por rozar la perfección encontramos varias soluciones tácticas que ayudarían a los madridistas a lograr todos sus objetivos deportivos.

1º Fichaje de un lateral derecho:

La posición de 2 es uno de los pocos puestos que el Real Madrid no tiene cubierto con un tándem de jugadores capaces de disputarse el uno al otro su presencia en el equipo. A la titularidad indiscutible de Álvaro Arbeloa como carrilero derecho hay que sumarle las participaciones esporádicas esta temporada de Varane, Essien, Albiol Sergio Ramos y Raúl Albiol.

Sin embargo, de acudir al mercado invernal para fichar a un lateral derecho, ¿qué ocurriría la temporada que viene con el hipotético regreso de Carvajal, una de las sensaciones de la Bundesliga alemana, a la disciplina merengue?

2º Fichaje de un jugador con capacidad para desbordar.

Analizando la plantilla del Real Madrid encontramos en Di María –amén del omnipresente y magnánimo Ronaldo– el único jugador con unas características muy definidas de juego.

Di María es un futbolista que ocupa la posición de extremo, capacitado para jugar por cualquiera de las dos bandas e incluso en posiciones interiores como media punta o segundo punta.

Se trata de un jugador zurdo, de gran calidad, con una extraordinaria facilidad para el desborde siendo sus mejores virtudes la capacidad para asociarse, el regate y una buena visión para el último pase.

El problema es que el mercado invernal te ofrece pocas posibilidades para encontrar jugadores de este perfil ya que los buenos o están casados o tienen novia…

3º Fichaje de un tercer delantero referencia.

Bien es sabido, por todos cuantos seguimos al Real Madrid, que las principales características de juego que ofrecen los blancos, en cada encuentro, son: La carrera, los espacios, los metros y la velocidad.

Así, cuando los blancos se enfrentan a equipos que le plantean un choque duro, cerrado, y controlado con rocosos zagueros y defensas numantinas los madridistas sufren a la hora de elaborar y no son tan fieros frente a un juego posicional.

Es precisamente en este punto donde encuentro cabida a la figura del delantero referencia un jugador que enarbole y haga como propia la bandera del plan “B”.

Les hablo de aquél 9 puro con capacidad para posicionarse de espaldas a portería y que sea un titán ganando segundas jugadas.

¿Y ustedes a quién ficharían?

César Labrandero.